Libros de Sebastián Duarte

A Ricky de Flema lo conocí en el año 1988. Me lo presentó un amigo de sobrenombre Pepe Frula, con quien alguna vez zapé con la guitarra en Vómito Veloz, su conjunto. Por esa época, Flema ensayaba en una casa deshabitada, propiedad de otro amigo nuestro llamado Sebastián Visciano, en Sarandí. Yo tenía catorce años y recuerdo que me generaba un poco de temor estar allí con el grupo de Ric...