Libros de Richard Laymon

No se debe ser ni demasiado audaz ni demasiado imaginativo cuando se anda entre cosas sobrenaturales. Eso lo olvidaron Larry, escritor de novelas de terror, su esposa Jean y los amigos de ambos Pete y Barbara cuando, visitando un pueblo abandonado, toparon debajo de una escalera con un cuerpo desnudo de mujer... que tenía una estaca clavada en el pecho. ¿Un caso de vampirismo, o un asesinato pa...


no tenemos resumen de este libro...


Existen algunas ideas que parecen ser buenas pero que resultan ser muy malas. Como la de irse de excursión a las montañas que tuvieron los O'toole y los Gordon. Porque en ellas habitaban unos extravagantes ermitaños: Ettie, una bruja nada encantadora, y su hijo Merle, que tenía el feo vicio de asesinar a los excursionistas; y violarlos previamente si eran mujeres. Hasta que se topó con los O'...


Bixby era un pequeño pueblo. Con las pasiones, amores y mediocridades más comunes. un día apareció brutalmente asesinado un joven negro, y poco después se abatió sobre Bixby el mayor de los horrores. Caía lluvia negra. Una lluvia que al entrar en contacto con la gente, la hacía enloquecer en furia asesina. De este modo, buenos y pacíficos vecinos se convirtieron en monstruos de maldad. ...


no tenemos resumen de este libro...


A pesar de ser norteamericano, el nombre de Richard Laymon es más conocido por los lectores de Inglaterra, Australia, Nueva Zelanda y el resto del mundo, donde su literatura de terror es tan valorada como la de Stephen King. En una calurosa mañana de agosto de 1963, por toda la ciudad rural de Grandville aparecen, clavados por todas partes, carteles que anuncian la única noche de función del g...


En el instituto, todo el mundo consideraba a Melvin un tipo raro. Y, además, bastante truculento: ¿a quién se le hubiera ocurrido tratar de resucitar a una compañera muerta, en público y con la ayuda de una batería de automóvil? Hasta Vicki, que siempre se había portado con él de forma ponderada y amable, tuvo que reconocer que aquello era demasiado. Han pasado los años. Vicki ejerce la...