Libros de Laura Whitcomb

Alguien me estaba observando, es una sensación perturbadora cuando estás muerta. Pese a no sentir el papel entre los dedos, ni oler la tinta, ni saborear la punta de un lápiz, veía y olía el mundo con la misma claridad que los Vivos. Ellos, en cambio, no me veían como una sombra o un vapor flotante. Para los Vivos, era aire vacío. O eso pensaba... «La intensamente sensual historia de do...


El conductor de almas nos cuenta los sinsabores de Calder, guía de los muertos, encargado de conducir sus almas al otro mundo, que fue víctima de su mala cabeza hasta que consiguió remediar sus “fallos profesionales”. En efecto, después de trescientos años de trabajo impecable conduciendo las almas de los muertos desde el mundo de los vivos al mundo espiritual, Calder cometió tres error...