Libros de John A. Eidinow

Desde 1948, la Unión Soviética había dominado por completo las competiciones internacionales de ajedrez, y sobre todo el Campeonato del Mundo; esas victorias en el deporte de la inteligencia confirmaban, según Moscú, la superioridad del sistema soviético sobre Occidente. Pero nadie contaba con Bobby Fischer. Genio disfuncional e irrepetible, el talento innato de Fischer y su personalidad ún...