Libros de David Duff

No ha existido quizá una pareja real con fortuna tan adversa, inverosímil y pintoresca como la de Napoleón III de Francia y su esposa Eugenia de Montijo. De joven, su intento de ganar Francia invadiéndola desde Inglaterra con un solo vapor le ganaron prisión y exilio. En 1848 fue elegido Presidente de Francia. No mucho después, ya Emperador, cortejó a la encantadora Eugenia de Montijo, que ...