Libros de Carlos Rojas

Azaña, novela galardonada con el Premio Planeta 1973, no es un libro más sobre nuestra guerra civil. Es, ante todo, un extraordinario retrato del que fue preseidente de la República española; retrato que, enmarcado en un contexto histórico documentado con minucia y rigor, trasciende el estricto valor biográfico para erigirse en creación literaria de primera magnitud. El autor penetra con li...


El análisis definitivo de las razones de la derrota republicana ¿Por qué perdimos la guerra? analiza de forma clara y detallada las razones que llevaron al ejército republicano a la derrota en la Guerra Civil española. Carlos Rojas presenta una completísima obra que incluye una antología con los testimonios de muchos de los vencidos en la contienda española. La obra se compone de seis a...


no tenemos resumen de este libro...


no tenemos resumen de este libro...


En algún punto perdido de la eternidad, Goya, muerto, hace revivir su entera existencia y los turbulentos tiempos de su paso por la Tierra, entre dos siglos y en el lejano alborear de la edad contemporánea. Pintor de cuatro reyes, la memoria del artista deviene un largo y laberíntico examen de conciencia a través de su vida personal y de la disparatada historia de su país. Junto a Goya, su s...


no tenemos resumen de este libro...


Los diez acontecimientos que se recogen en este libro señalan algunos de los momentos más críticos del franquismo, aquellos que, por razones de muy diversa índole, desestabilizaron el régimen e incluso contribuyeron decisivamente a su desaparición. En estas páginas concurren crisis internacionales, como la Conferencia de Hendaya en 1940 o el desembarco de Eisenhower en Marruecos en 1942;...


Carlos IV (1748-1819) era un hombre robusto a quien le gustaba ejercitar su fuerza en lucha con marineros y palafreneros. Estaba destinado a seguir las reformas iniciadas por su padre, Carlos III, y su primer ministro, Floridablanca. Pero la Revolución francesa cambió todo el panorama político y dio entrada en el gobierno al amante de la reina, Manuel Godoy, quien inmediatamente emprendió la g...