Libros de Carlos Aurensanz

Destinado desde su nacimiento a gobernar y dirigir a su pueblo, Mūsa ibn Mūsa toma su nombre del gran conquistador de la Península, que varias generaciones antes había alcanzado el valle del Ebro para someter a clientela a Casio, el conde visigodo que dominaba la zona. Sus descendientes, los Banū Qasī, ya convertidos al Islam, están llamados a desempeñar un papel más que r...