Libros de Brendan Behan

Todas nuestras madres habían empeñado algo; lo empeñaban el lunes y lo rescataban el sábado. A todos nos era familiar la tienda de patatas fritas, el cine y la sesión de cuatro peniques, y los veranos bañándonos en el canal y la poli corriendo tras de nosotros por las vías del tren...


Si alguna ciudad ilustra de manera privilegiada la enormidad del continente americano es Nueva York. Behan es uno más de los visitantes de la ciudad —muchos de ellos convertidos en permanentes— que no ha podido mantenerse indiferente a ella, aun...


no tenemos resumen de este libro...