Libros de Alex Goldfarb

El asesinato del antiguo miembro de la Inteligencia rusa Alexánder «Sasha» Litvinenko en Noviembre de 2006 ―envenenado con polonio, un raro elemento radiactivo― causó un gran impacto internacional. Al cabo de pocas semanas, el ex espía, de sólo cuarenta y tres años y en buena forma, yacía demacrado, calvo y moribundo en una cama de hospital, víctima de una «bomba nuclear en m...