Libros de Alain de Botton

Si es verdad que somos lo que comemos, también es cierto que somos lo que habitamos, y basta con entrar en una casa para saber no solo qué posee, sino qué esconde y qué desea su dueño. La felicidad depende de la idea que tenemos de nosotros mismos, de la capacidad de casar lo que es con lo que debería ser, y eso se refl eja en los objetos que nos rodean. Así es desde tiempos inmemoriales, y...


Nos acompaña a través de las angustias, inseguridades y daños provocados por un par de milenios de ansiedad por el estatus y saca a la luz un aspecto de la condición humana del que se ha hablado poco. Con la ayuda de la psicología, la política y la economía, el autor se plantea diferentes motivos para esa ansiedad y, a continuación, se centra en una serie de formas de sobrellevarla que se ...


En este libro, Alain de Botton emprende un recorrido por las satisfacciones y desilusiones que producen los viajes. Entre otros temas, se ocupa de los aeropuertos, romances y minibares de hotel. Esta obra, cargade de humor, revela motivaciones ocultas, las expectativas y las complicaciones de nuestros derroteros por el ancho mundo. Esta obra es el antídoto perfecto para esas guías que nos dicen ...


no tenemos resumen de este libro...


¿Cómo podemos conseguir que la filosofía forme parte de nuestra vida cotidiana? Alain de Botton vuelve a demostrar que la filosofía es una inagotable fuente de consuelo, capaz de motivarnos a diario. Es un fascinanate recorrido a través de 2400 años de filosofía occidental, el autor recurre a la vida y obra de seia filófos fundamentales para examinar otros tantos problemas comunes. Sócrat...


no tenemos resumen de este libro...


Hace poco más de un siglo, nuestros antepasados sabían todavía el origen preciso de lo que poseían y comían. Estaban familiarizados con los animales, las herramientas y tenían una relación cómplice con su entorno de trabajo. Ahora, todo nos llega envuelto en fundas cargadas de etiquetas y poco falta para que los niños crean que los pollos nacen en los supermercados. Dispuesto a romper es...